Espolón calcáneo o exóstosis calcánea

Espolón calcáneo o exóstosis calcánea

Un espolón calcáneo o exóstosis calcánea puede aparecer por un estímulo continuado de la fascia plantar, lo que provoca una calcificación en la unión de la fascia con el hueso.

¿En alguna ocasión has sentido dolores en el talón al apoyarlo en el suelo? Si se trata de un dolor punzante como si estuvieras pisando un objeto afilado podrías padecer de espolones.

¿Qué es un espolón calcáneo? Un espolón calcáneo no se trata de una deformación del hueso en sí, sino de unas durezas generadas por microfisuras en la intersección del calcáneo con la fascia.

Según los estudios realizados, 1 de cada 4 personas que padece esta afección tiene como origen una fascitis plantar, lesión que afecta a la planta del pie.

Una exóstosis calcánea es en realidad un tumor benigno en el hueso del talón, y aunque parezca que este espolón genera dolor, lo cierto es que esta deformación no es dolorosa, lo que en realidad duele son los tejidos blandos que se ven afectados durante la pisada.

En ocasiones, esta afección resulta ser muy dolorosa al andar, tanto que incluso tendrías que pedir la baja laboral por un espolón calcáneo, al menos si tu trabajo consiste en estar demasiado tiempo de pie o andando.

Lo ideal para este tipo de dolencias es eliminar naturalmente los espolones, dejando la cirugía como última opción.

 

Síntomas del espolón calcáneo

El principal síntoma de una exóstosis calcánea son los dolores agudos en la parte interna del talón, sobre todo cuando andas, ejercitas los pies o realizas alguna fuerza sobre la planta del pie.

Cuando te encuentras en reposo este dolor suele desaparecer, ya que solo al realizar presión sobre la zona calcificada.

Por norma general, cuando el pie se activa después de estar por un largo tiempo en reposo, los dolores suelen intensificarse.

Al salir de la cama por la mañana, después de estar sentado durante demasiado tiempo o cuando no se ha apoyado el pie durante horas es cuando suelen aparecer los pinchazos en el talón.

Otro de los síntomas que puede generar un espolón calcáneo podría ser cojera involuntaria, debida al dolor en la pisada.

Radiografía espolón calcáneo
Radiografía espolón calcáneo

Causas de los espolones

Una de las principales causas del espolón calcáneo está relacionada con la forma del pie de quien lo padece, a mayor arco plantar más probabilidad de sufrir de espolones.

Padecer de sobrepeso es otra de las causas comunes que provocan esta afección, además de las personas que realizan a menudo movimientos bruscos con los pies.

Otra de las causas de los espolones son los pies planos, ya que el aumento de tensión en la fascia puede provocar espolones calcáneos.

Por lo cual, los factores que pueden provocar un espolón calcáneo son:

  • Pie cavo
  • Sobrepeso
  • Calzado inadecuado
  • Edad
  • Pie plano
  • Sobrecarga en los tendones

Estos factores mencionados pueden facilitar la apariencia de exóstosis calcánea y provocar dolor en el talón.

¿Influye la forma de pisar?

La forma de pisar es una de las principales causas que genera una fascitis plantar, pudiendo llegar a derivar en un espolón calcáneo.

Algunos tipos de pies como los pies cavos o pies valgos son más propensos a sufrir espolones a causa de la pisada.

La disminución de apoyo en estos tipos de pies hace que la fascia plantar sufra más de lo normal. Además, los pacientes pronadores tienen más facilidad de sufrir fascitis plantar.

Existen personas con espolones calcáneos que no presentan dolor en el talón o en los pies, pero ello puede generar riesgo de una mala pisada y derivar el dolor hacia la espalda o el cuello por la mala postura del pie.

Diagnóstico y tratamiento

Para diagnosticar el espolón calcáneo se realiza una radiografía lateral del pie afectado, donde se mostrará una protuberancia que avanza hacia la parte delantera del pie de entre 1 y 5 milímetros.

Es recomendable la realización de un análisis de sangre, así se puede descartar que los dolores en el talón estén generados por artritis reumatoide, espondilitis o gota.

Los hábitos alimentarios, los antecedentes médicos familiares, el tipo de calzado utilizado o las posibles lesiones anteriores en el pie son datos a tener en cuenta para facilitar el diagnóstico del espolón calcáneo.

Tratamientos del espolón calcáneo

¿Cómo curar un espolón calcáneo? Para tratar los espolones se aconsejan los estiramientos, movilizaciones del sistema nervioso, ondas de choque, masajes y usos de plantillas ortopédicas.

Dejar un tiempo la actividad física o todo tipo de movimientos que castiguen de forma masiva la fascia plantar es imprescindible durante el tratamiento.

Además, los baños de contraste usando agua caliente y fría o los tratamientos por ultrasonidos son los tratamientos más recomendables para eliminar un espolón calcáneo.

En el ámbito farmacéutico, se utilizan pomadas de cortisona, infiltraciones de antiinflamatorios o analgésicos, y vendajes para aliviar el dolor de espolón calcáneo.

Opta por estas opciones para eliminar un espolón calcáneo sin cirugía, y recurre a ésta solo si las demás soluciones no son efectivas.

Cirugía del espolón calcáneo

La única manera de eliminar un espolón calcáneo por completo es mediante la cirugía, aunque los resultados no son siempre los esperados.

Para decidirse por la cirugía para eliminar los espolones, antes de debe haber probado todos los tratamientos y remedios no quirúrgicos.

La operación de espolón calcáneo consiste en una inserción de la fascia plantar para aliviar la tensión de la fascia, además de poder limar la calcificación creada en el talón.

En ocasiones estas operaciones no eliminan el dolor, además, en algunos pacientes es posible como resultado una cojera temporal o permanente.

ESPOLONES CALCÁNEOS CAUSAS

Prevenir los espolones calcáneos

Para prevenir los espolones es importante incluir unos nuevos hábitos en tu día a día, como por ejemplo una alimentación saludable.

Las dietas ricas en zinc, magnesio y silicio son recomendables para mantener la salud de los músculos y tendones en estado saludable.

La actividad deportiva, aunque es aconsejable para bajar de peso, se recomienda reducirla al mínimo, e intentar bajar de peso con dietas personalizadas.

En el trabajo, lo ideal es cambiar la postura si tu puesto te lo permite, alterando los tiempos para estar de pie y estar sentado.

Es recomendable utilizar plantillas de gel o plantillas para espolón calcáneo para prevenir estas dolencias, además, también existen taloneras de gel.

Por otro lado, el calzado debe ser cómodo, sin talones y lo más pegado al suelo que puedas encontrar.