Tengo los pies dormidos ¿Qué puedo hacer?

Tengo los pies dormidos ¿Qué puedo hacer?

¿Quién no ha sentido alguna vez los pies dormidos? esta sensación en realidad se trata de un entumecimiento ligado a un hormigueo, llamado comúnmente “pie dormido”.

Por lo general, esta molesta sensación de hormigueos en los pies desaparece rápidamente sin tener que hacer nada al respecto, aunque pueda agravarse en algunos casos.

En algunas ocasiones, aunque menos frecuentes, se puede llegar a tener un pie dormido varios días, en esos casos es conveniente acudir al médico.

Aunque lo normal es pensar que esta sensación la causa la circulación sanguínea, lo cierto es que los nervios son la causa más frecuente de estos hormigueos.

Causas de los pies dormidos

Son varias las causas que pueden provocar adormecimiento de los pies, y los problemas relacionados con los nervios o con la circulación son los casos más habituales.

Algunas enfermedades o patologías también podrían ser las culpables de esta sensación de adormecimiento en tus pies, además de otra de estas causas:

  • Afecciones congénitas
  • Picaduras de garrapatas, arañas u otros insectos
  • Radioterapia
  • Algunas medicinas
  • Bajo nivel de vitaminas B1, B6, B12 o incluso ácido fólico
  • Niveles no adecuados de sodio, potasio o calcio
  • Infección por herpes
  • Presión sobre nervios
  • Tumores
  • Infección
  • Lesión de los nervios
  • Permanecer demasiado tiempo en la misma posición
  • Artritis
  • Calzado inadecuado
  • Problemas vasculares
  • Diabetes
  • Pie diabético

Lesión en los nervios

Algunas enfermedades pueden provocar daños o lesiones en los nervios, y con ello aparecer adormecimiento en los pies.

Los nervios son los encargados de enviar señales a la médula espinar y al cerebro, y si éstos están dañados, las señales no pueden ser emitidas.

Algunas de estas lesiones pueden ser perfectamente provocadas por productos como el alcohol, el tabaco o medicamentos utilizados durante la quimioterapia.

Existen otras enfermedades que pueden dañar el sistema nervioso, como: tumores, esclerosis múltiple, pinzamientos o neuropatías periféricas.

Nervios del pie
Nervios del pie

Problemas circulatorios

En muchas ocasiones, los problemas circulatorios también son los culpables de sentir los pies entumecidos y con hormigueo.

La acumulación de grasa en las arterias o el colesterol pueden crear problemas de circulación, lo que podría dar paso a los pies dormidos.

Los coágulos en las venas o las arterias dificultan el flujo normal de la sangre, motivo por el cual también aparece sensación de pies adormecidos.

El frío extremo crea problemas serios de circulación y puede generar entumecimiento de los pies, en este caso empiezan por los dedos y las plantas de los pies dormidas.

Algunas de las patología que pueden causar problemas vasculares son: Trombosis, Ateroesclerosis, Síndrome de Reynaud.

Artritis reumatoide

Más del 90% de los pacientes que padecen artritis reumatoide ven afectadas las articulaciones de sus pies desde el principio de la enfermedad.

Aunque por lo general el síntoma más frecuente es el adormecimiento de la zona del empeine, lo cierto en que en muchos casos se ha reportado algún dedo del pie dormido.

Más concretamente, entre las personas que padecen esta enfermedad, suelen sentir algún dedo gordo del pie dormido, pudiendo extenderse hacia el resto de dedos.

Esta enfermedad puede venir acompañada de dolores en los pies, además de sensaciones extrañas en la planta del pie, como parecer que andas sobre arena o pequeños cristales.

Cuando la enfermedad avanza y no se trata adecuadamente aumenta la inflamación, llegando incluso a generar deformaciones de los huesos del pie.

Aliviar dedo del pie dormido

Tengo los dedos del pie dormidos ¿qué puedo hacer?. A menudo la gente se hace esa pregunta cuando siente hormigueos en los dedos de los pies.

Las causas de sentir los dedos de los pies dormidos pueden ser varias, y en ocasiones representa un problema grave o una enfermedad que se está desarrollando.

Primero y antes de nada debes acudir a tu médico para que sea él quien te haga las pruebas necesarias para conocer el motivo principal de sentir los pies dormidos.

Mientras tanto, puedes seguir estos consejos para aliviar el adormecimiento del pie.

Pies dormidos

Masajes

Los masajes en los pies ayudan a activar tu circulación, además de relajarlos y eliminar la tensión acumulada.

Si no tienes experiencia masajeando, los masajeadores de pies son buenos para combatir los pies dormidos, son totalmente efectivos para reactivar la circulación.

Movimiento

Cuando pasas demasiado tiempo sentado o en la misma posición, es posible que los dedos de los pies se duerman, evita estar mucho tiempo sin moverlos.

Si no puedes caminar en ese momento, puedes descalzarte y realizar movimientos con tus dedos, además de giros con el tobillo.

El movimiento de tus pies activará tu circulación y pondrá en funcionamiento las terminaciones nerviosas de tus pies.

Cambiar de calzado

Un calzado inadecuado, demasiado apretado o de un número incorrecto puede generar un adormecimiento general del pie.

Procura no utilizar zapatos con demasiado tacón y a ser posible camina descalzo por superficies duras varias veces al día.

Para estar en casa es aconsejable cambiar los zapatos por zapatillas de estar por casa.

Alimentación

La alimentación puede ser clave para aliviar tus constantes entumecimientos en dedos y pies, incluso en ocasiones de las manos y pies dormidos.

Recuerda incluir en tu dieta alimentos ricos en vitaminas B1, B6, B12 y ácido fólico, y si fuera necesario, contempla la opción de utilizar suplementos vitamínicos.

El sodio, el potasio y el calcio debe ser regulado, tanto los niveles bajos como los altos podrían ser culpables del adormecimiento de tus pies.